Lada sin Costo : 01 800 099 0236 Lunes a Sabado de 9:00 am - 6:00 pm

DIABETES EMOTIVA... MITO O REALIDAD?

Ha escuchado hablar de la Diabetes emotiva?

El término diabetes emocional o diabetes emotiva se utiliza para hacer referencia las alteraciones en la metabolización de la glucosa que estarían causadas por desajustes psicológicos.

Explicación fisiológica de la diabetes emocional
Se ha demostrado que cuando estamos estresados el cuerpo libera y aumenta los niveles de sustancias como el cortisol, la adrenalina o la noradrenalina en el organismo.

Esto se explica ya que cuando vivimos un periodo de estrés o emocionalmente intenso, el cerebro prepara al organismo para responder una forma rápida y eficaz, y estas sustancias facilitan la puesta a punto del cuerpo.

Y es que la mayor liberación de cortisol, adrenalina y noradrenalina estimulan el hígado de tal forma que este libera glucosa de sus reservas, por lo que los niveles de azúcar en la sangre aumentan.

QUE HACER PARA CONTRARESTAR A LA DIABETES EMOTIVA?

Nuestro cuerpo es capaz de producir una serie de hormonas, tres de las cuales son responsables del placer y la motivación (dopamina), aliviar el estado de ánimo (serotonina) y producir felicidad (endorfina).

Una forma rápida de producir estas hormonas es activando la sexualidad y/o visualizaciones placenteras, como paisajes o situaciones personales de éxito, bienestar y satisfacción, sin embargo hay una serie de actividades que ayudan a nuestro organismo a producirlas; conozcamos más de estas maravillosas hormonas.

Endorfinas?

Las endorfinas son péptidos opioides endógenos que funcionan como neurotransmisores. Son producidas por la glándula pituitaria y el hipotálamo en vertebrados durante la excitación, el dolor, el consumo de alimentos picantes o de chocolate, el enamoramiento y el orgasmo, y son similares a los opiáceos en su efecto analgésico (son 20 veces más potentes para el dolor que los productos que venden en las farmacias) y de sensación de bienestar.

Las actividades como escuchar música, bailar, echarse un baño, caminar, quedar con los amigos o hacer ejercicio, hacen aumentar los niveles de endorfinas en sangre.

La mente del cuerpo produce como mínimo 20 tipos diferentes de endorfinas que se almacenan principalmente en el hipotálamo.

Las endorfinas tienen un rol importante en la recuperación y tiene funciones esenciales para la salud:

  • Promueven la calma
  • Crean un estado de bienestar
  • Mejoran el humor
  • Reducen el dolor
  • Retrasan el proceso de envejecimiento
  • Potencian las funciones del sistema inmunitario
  • Reducen la presión sanguínea

Contrarrestan los niveles elevados de adrenalina asociados a la ansiedad

Ayudan a reducir los síntomas, ya que la mente del cuerpo nota que la persona está haciendo caso a la necesidad de más (no menos) satisfacción emocional.

Demuestran a la mente que la reducción de los síntomas es posible y la recuperación también.

En resumen, y como se podrán dar cuenta, el ejercicio tiene muchas ventajas, ya que con éste se libera una de las hormonas de la felicidad: las endorfinas.

¿Qué es la dopamina y para qué sirve?

La dopamina es una molécula que produce nuestro cuerpo. Esta sustancia está detrás de nuestra lujuria y nuestras pretensiones más secretas. La dopamina es deseo, es amor, es infidelidad, es motivación, es atención, es feminismo, es aprendizaje, es adicción.

La dopamina puede definirse como un mensajero químico, un neurotransmisor, que se encarga de enviar las señales del sistema nervioso central (del cerebro). Esta sustancia es la responsable de pasar la información de una neurona a la siguiente.

Es la principal responsable de las sensaciones plancenteras y de nuestra motivación y curiosidad por las cosas. Pero sobretodo está involucrada en la coordinación del movimiento, la toma de decisiones, la regulación del aprendizaje y la memoria. Aquí profundizamos en cada función.

¿Qué pasa si me falta o me sobra dopamina? 

Hay algunas enfermedades que cursan con falta o exceso de dopamina:

Cuando nos falta dopamina nos podemos sentir desmotivados, aburridos, deprimidos o incluso angustiados. También es posible que lleguemos a sentir anhedonia, que nos resulte complicado experimentar y disfrutar del placer. 

Ejercicio Fisico

El ejercicio físico es una de las mejores fuentes de dopamina y de las más inmediatas. A nivel fisiológico las necesidades mismas de la actividad física provocan un incremento en sus niveles, pero también existe un efecto de recompensa al obtener una sensación de bienestar por alguna circunstancia asociada: batir un récord personal, haber salido a caminar, correr o nadar aunque al principio no queríamos, sentir ese cansancio tan especial del cuerpo, etc. Si no acostumbras ejercitarte comienza a hacerlo, pero sobre todo no lo abandones.

 

 

Medita

Otra actividad vinculada íntima y provechosamente con el cerebro humano es la meditación, que en Occidente ha tenido un auge que apenas se cuenta en décadas pero que en Oriente se ha practicado desde hace siglos. En cuanto a la dopamina, la meditación ayuda sobre todo a barrer con los procesos mentales –el temor, la tensión, la preocupación, la tristeza, el rencor– que impiden su flujo libre y continuo.

 

 

Dedícate a algo

Usamos este verbo pensando sobre todo en su sustantivo: la dedicación. Cuando te entregas a un proyecto en específico que involucre tu creatividad, tu entusiasmo y tu interés, estás cultivando también tu dopamina, nutriéndola. Da un arreglo especial al lugar donde vives, practica la jardinería, escribe, sal a tomar fotografías bajo una premisa en particular, haz trabajo voluntario, toma alguna clase, etcétera.

6. Escucha música

Varios estudios de la neurociencia contemporánea han revelado la relación estrecha entre música y dopamina. La música que nuestro cerebro recibe con placer se transforma casi de inmediato en dopamina pura.

Serotonina

La hormona de la FELICIDAD

Los investigadores Diego J. Walther, Nils Paulmann y sus colegas han constatado que una carencia de serotonina en el páncreas provoca diabetes. El equipo de investigación interdisciplinario identificó los mecanismos moleculares y fisiológicos subyacentes.

La estrecha colaboración interdisciplinaria con Marjan Rupnik, director del Instituto de Fisiología en Maribor, Eslovenia, y antiguo jefe de grupo del Instituto Max Planck para la Química Biofísica, y la colaboración con Heidrun Fink, directora ejecutiva del Instituto de Farmacología y Toxicología de la Escuela de Medicina Veterinaria, Universidad Libre de Berlín, fueron particularmente útiles para hacer avanzar la investigación.

En estudios anteriores  se había identificado un novedoso mecanismo de acción de la serotonina en las plaquetas de la sangre que se basa en el acoplamiento covalente permanente de la hormona a proteínas de señalización. Los científicos han identificado ahora también este mecanismo en células beta del páncreas.

El proceso regula la secreción de gránulos de almacenamiento de estas células. Bajo condiciones normales, la serotonina controla la liberación de insulina, la hormona más importante en la regulación de la concentración de glucosa en sangre de humanos y animales.

Cuando los niveles de serotonina son bajos, se obstaculiza la secreción adecuada de insulina, y la concentración de glucosa en sangre se eleva hasta niveles nocivos después de una comida, un síntoma distintivo de la diabetes. La identificación de la acción de la serotonina como liberadora de insulina abre nuevas vías para el tratamiento de la diabetes, objetivo fundamental de futuros estudios del equipo internacional.

Cómo mejorar nuestros niveles de serotonina

 

  • Exposición solar: Se ha demostrado que la exposición solar es un factor que mejora nuestro estado anímico. Mediante la misma nuestro cuerpo segrega endorfinas y serotoninas, hormonas relacionadas con el placer y el bienestar. Existe una relación directa entre los meses de menos exposición solar y los trastornos del estado anímico, las personas nos encontramos mejor cuando podemos exponernos más al sol.
  • Ejercicio: El ejercicio nos ayuda a sentirnos mejor, desprendemos endorfinas y ayudamos a aumentar la función de la serotonina cerebral.
  • Dieta: Consumir alimentos ricos en triptófano, aminoácido esencial en nuestra dieta, que se obtiene principalmente de la alimentación y está vinculado a la producción de serotonina, ayuda a mejorar el estado anímico, la cognición, en especial nuestra capacidad de retención y /o memorización y, posiblemente, al aumento de nuestros niveles de serotonina. Algunos de los alimentos ricos en triptófano serían: el pescado (especialmente el azul), la carne roja, la leche, los huevos, las legumbres como las lentejas, la soja o los garbanzos y algunos frutos secos, como el pistacho. 

 

En conclusion, al carecer de estas 3 hormonas  se ven afectados los niveles de glucosa en la sangre.

Fuente :

http://www.doctissimo.com/es/salud/mente-sana/salud-mental/serotonina

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12758062